¿Qué es el Design Thinking y cómo puedes aprovecharlo?

Agosto 2019 — Erick Camargo.

En la actualidad las pequeñas, medianas y grandes empresas buscan tener productos o servicios totalmente innovadores y diferenciarse del resto, aunque las ideas pueden ser similares, aquí lo interesante es el proceso por el que llevamos dicha idea hasta llegar a convertirse en algo real o en algo tangible según sea el caso.

Existen una gran variedad de metodologías para desarrollar productos o servicios innovadores y así diferenciarnos del resto.

En esta ocasión, abordaremos la metodología Design Thinking ya que por su forma de crear productos y servicios está demostrando ser muy útil para grandes empresas.
Pero, ¿cómo funciona Design Thinking y en que puede servirme como empresa? Los puntos más fuertes de esta metodología son que trabaja de forma de rápida sin descuidar los detalles, dividiéndose en etapas, basándose en colocar al usuario en el centro del diseño, la empatía, el prototipado e iteración, el trabajo en equipo y la acción de respuesta rápida. De tal manera que podemos decir que lo que realmente hace diferente a Design Thinking son sus características:

1. Centrarse en el usuario.

Antes que nada, debemos identificar realmente cual es el problema del usuario, es de suma importancia que sea lo primero que hagamos, incluso antes de ver cualquier número, hablar de soluciones, estadísticas, etc.
Recordemos que, si no tenemos un problema que resolver NO hay innovación que valga, por lo tanto nuestro producto o servicio solo será uno más de los miles que ya hay.

2. Prototipos.

El fin de esta parte es llevar tu idea a un punto tangible, puedes usar notas adhesivas, dibujos, esquemas, hojas, pintarrones, etc.
Aquí es donde debes dejar que la idea fluya y aterrizarla ya que esto favorecerá la comunicación de ideas, la creatividad del equipo y la empatía del mismo.
Recuerda que, si nuestro equipo de trabajo está en sintonía los resultados casi siempre son positivos.

3. Participación.

Design Thinking busca que todo el equipo esté en continua participación y así obtener una gran diversidad de ideas que después iremos transformando y dando forma en lo que nosotros queramos.

4. Agilidad e iteración.

Al ser una metodología ágil Design Thinking no tiene un enfoque analítico, es totalmente de acción, así que cuando tenemos un prototipo lo debemos mostrar a los usuarios con el fin de obtener mejoras e implementarlas rápidamente.

5. Proceso y herramientas.

Si a mitad o durante el proceso te sientes perdido, no te alarmes es completamente normal, relájate y confía en el proceso.
Debes tener claras las fases y las herramientas que se utilizarán ya que de ahí saldrán los productos o servicios.
No tengas miedo a equivocarte, propón tus ideas por más radicales o locas que parezcan todo aporta, puedes probar e iterar, recuerda que lo importante es el resultado final que es dar una solución que realmente elimine el problema.

Ya que tenemos claro como funciona Design Thinking y cuales son sus puntos fuertes podemos hablar de sus etapas.

Etapa 1: Empatizar.

Esta etapa se enfoca en conocer al público que nos dirigimos, lo cual implica saber sobre su vida diaria, ¿Cómo conectan con nuestro servicio? ¿En qué circunstancias lo hacen? ¿En qué contexto se encuentran? ¿En que lo ayuda nuestro producto o servicio?

¿Cómo lo podemos hacer?

Existen varias herramientas que nos pueden ayudar, su uso va a depender de las necesidades y posibilidades del caso. Algunos ejemplos son: encuestas, entrevistas, estadísticas y focus group, entre otras.

Etapa 2: Definir.

Toda la información que recabemos nos va a permitir obtener una o varias oportunidades de mejora y será decisión del equipo de trabajo priorizar para ver cuales se atacarán primero y cuales después. Es muy importante tener una buena planeación.

¿Cómo lo podemos hacer?

En esta fase podemos utilizar los resultados de la etapa 1 para crear mapas de empatía, customer journeys maps, perfiles de usuario, definición de personas, etc.

Etapa 3: Idear.

Ya que analizamos la información y conseguimos definir las problemáticas en función de los usuarios, llega el momento de generar idear para solucionar dicho problema. Es de suma importancia que en esta etapa dejemos volar la imaginación a la hora de proponer ideas, teniendo en cuenta que todo aporta y que después se tendrá un filtro de selección para ver que ideas son las más factibles.

¿Cómo lo podemos hacer?

Todas las técnicas que nos permitan ir más allá de lo obvio y cuestionen lo establecido son bienvenidas. Lo más practico es hacer una lluvia de ideas.

Etapa 4: Prototipar.

El propósito de esta etapa es crear versiones reducidas y poco costosas del producto o servicio donde se apliquen las ideas surgidas y seleccionadas de la etapa anterior.

¿Cómo lo podemos hacer?

La clave de un prototipo es que sea rápido, claro y poco costoso, podemos usar maquetas en papel, cartón, hojas recicladas, wireframes de baja calidad, en fin, todo se vale siempre y cuando dejemos bien reflejadas las ideas.

Etapa 5: Testear.

Los prototipos se usan para ser probados por los usuarios. Los resultados obtenidos de dichas pruebas nos permiten iterar, es decir: empatizar aún más y así perfeccionar nuestras ideas, prototipar nuevamente y volver a probar para obtener soluciones que realmente respondan de manera efectiva a la problemática de nuestros usuarios.

¿Cómo lo podemos hacer?

El fin de esta etapa es probar las ideas con usuarios reales. La metodología más común consiste en generar un guion y pedirles a los usuarios que realicen alguna acción o tarea en específico.
Es importante saber que estas pruebas se hacen con el fin de obtener una retroalimentación que nos ayude a pulir nuestras ideas.
Si no queda a la primera no te desesperes, mientras más retroalimentación tengas, mejor será el resultado final.

¿Cómo podemos empezar?

Es importante tener en cuenta que el trabajo en equipo es la base del éxito en esta metodología, los grupos multidisciplinarios logran ofrecer diferentes puntos de vista y así evitamos centrarnos solo en una idea o solo en ideas de una sola persona, las herramientas que utilicemos durante todo el proceso son muy importantes por lo tanto tenemos que seleccionarlas objetivamente para que nuestro trabajo fluya.

Recuerda no desesperes y ten en cuenta que el resultado final, valdrá cada esfuerzo puesto en el camino.

Erick Camargo

UX & UI Designer.

erick.camargo@pingponginnovation.com

obtén nuestro catálogo

Conoce a detalle todos nuestros productos, ¡te aseguramos que encontrarás una solución que se adapte a tu necesidad!

Agradecemos tu interés en nosotros, permitenos brindarte una mejor atención