Vehículos autónomos, retos actuales y efectos a largo plazo.

Septiembre 2020 — Ing. José Luis A. Higuera.

La adopción de vehículos autónomos para todos se prevee que sea un proceso de progreso gradual. Empezando por la implementación en los servicios de emergencia, ambulancias, patrullas, etc. Uno de los pasos más próximos que la humanidad está dando hacia la meta, es gracias a Ford, quienes prometen un vehículo completamente autónomo para el año 2021. Previamente, en el 2014, se encontraba a Tesla, quienes diseñaron un automóvil cuyo sistema, compuesto de un sensor utltrasónico, radares y un juego de cámaras delanteras, permitía un grado de autonomía en la conducción del mismo. Continuando su esfuerzo, Tesla trabaja en la próxima generación de dicho sistema.

Los factores que frenan el avance de esta naciente tecnología son aquellos como los legales, la privacidad, la protección de datos y la seguridad del sistema. Para lo primero, se plantea la pregunta de ¿quién tendría la culpa en un accidente automovilístico, si el vehículo autónomo carece de frenos que permitan al conductor frenar? Después nos encontramos con otra cuestión; las direcciones hacia las que nos desplacemos son un dato personal, lo cual, el sistema del vehículo, las empresas, y cualquier tercero, deberá asegurarse de proteger y no distribuir. Por último, debido a la idea que dichos vehículos se comunicarán entre ellos, deberán existir garantías que ningún actor malicioso intervendrá en la toma de decisiones autónomas.

En los efectos a largo plazo, se plantean 3 posibles escenarios:

1. En el primero, donde la tecnología cambia pero nosotros no, se especula que los trayectos se vuelven más seguros, baratos, más amigable para el ambiente. Se incluye la idea que la movilidad se verá beneficiada, pese a que habrá algunos nuevos dueños de medio de transporte, que carecían de la habilidad de operar alguno previó a la autonomía vehicular.

2. En el siguiente escenario se modela la idea donde la tecnología cambia y nuestra actitud también, el atractivo de utilizar un vehículo para desplazarse, aumentará, lo cual se prevee, reducirá o hará inexistente el beneficio otorgado a la movilidad por modelo anterior.

3. En el último, se estima que la nueva tecnología dará pie a nuevos modelos de propiedad sobre los vehículos, esto se refiere al uso compartido de los vehículos autónomos. Es una extensión del escenario anterior pero, aminorando los efectos sobre la movilidad por la entrada de nuevos dueños a la circulación. Esto, sin embargo, supone revelar los gastos reales del uso de automóviles, lo cual puede lograr un descenso en la intención de adquirir un vehículo, autónomo o no.

En conclusión, estamos acercándonos a ése escenario futurista de ficción con el que muchos han soñado, sin embargo, es algo cuyo tiempo no podemos saltarnos tomándonos atajos. Requerimos que las empresas establezcan las mínimas garantías necesarias para nuestra seguridad, física y digital.


Referencias:

  1. Fred S. (2017, Abril 16), Análisis Especial: ¿Cuáles son los retos de los vehículos autónomos del futuro? - soloautos.mx  
  2. Fred S. (2016, Agosto 12), La segunda generación del Autopilot de Tesla ya está en camino, será más exacto y seguro. - soloautos.mx  
  3. Fred S. (2016, Agosto 16), Ford anuncia que tendrá un vehículo completamente autónomo para el año 2021. - soloautos.mx  
  4. Gruel, Wolfgang & Stanford, Joseph. (2016). Assessing the Long-term Effects of Autonomous Vehicles: A Speculative Approach. Transportation Research Procedia. 13. 18-29. 10.1016/j.trpro.2016.05.003.
Ing. José Luis A. Higuera.

Backend Developer, SysAdmin.

obtén nuestro catálogo

Conoce a detalle todos nuestros productos, ¡te aseguramos que encontrarás una solución que se adapte a tu necesidad!

Agradecemos tu interés en nosotros, permitenos brindarte una mejor atención